Ámame

amame
amame

Sueñame entre suspiros,
piénsame con deseo,
abrázame con tu pasión
y no me sueltes, porque me pierdo.

Lléname de ese deseo
juvenil que habita en tus caricias
de esa pasión experimentada
que habita en tus besos.

Pero quédate,
sostén mi mano y no te alejes,
porque en tus pupilas tengo nido
y sin ellas yo no existo.

Abrázame en tu lecho,
para fundirme en tu pecho
y que no sea más que el tiempo
quien nos lleve de este momento.

Encuéntrame en mis redes sociales y suscríbete para leer nuevos post.


Cely

Bloguera, escritora y asesora.

Déjame tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: