El amor tiene sus ojos

Escribí esto hace ya mucho tiempo, siendo una persona totalmente distinta, pero con un sueño y un sentimiento inmenso, un poco de milagroso y con una historia sorprendente.
Lo comparto hoy nuevamente para darle una continuidad, porque este niño de hermosos ojos se quedo a esperar un nuevo encuentro y estuvo ahí para unir nuevamente a dos enamorados, quienes muchos años después de volver a esa unión, conocerán pronto su rostro, le conoceremos pronto.

El rostro del hijo que es fruto de esa unión… El amor tiene sus ojos.

Cely

Bloguera, escritora y asesora.

Déjame tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: