Poema del alma enamorada

Guardame un beso para invierno,
y un poco de frío para verano.
Guardame entre tus sueños, para tocarte el alma, cuando no alcance tus manos.

Y si encuentras una caricia volando
libre en el viento, rebelde y tentadora,
se me escapo con algunos versos
en franca fuga tras tus besos.

Entonces recibela y sonríe, porque estoy pensando en ti, calientala contra ti, porqué te contará historias de amor,
y te traerá justo a mí.

Dejate escabullir por la ventana
de mi encuentro, atado por el lazo del deseo,
y encuentra entre miradas furtivas,
el mensaje que te trae esta rima.

Traeme en tus noches sin preludio,
recuestame a tu amor inagotable,
y así amanecer sin ser del mundo
más que un alma apasionada con su amante.

 

Cely

Bloguera, escritora y asesora.

Déjame tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: