Tanto amar

Cuando la noche
vista los cielos
quiero florecer
de tu lecho.

Y cuando el día
nazca triunfal,
nos acune en la dicha
de nuestro amar.

Quiero el abrazo
que nace de tus brazos,
rodeando mi vida
en la eternidad de la noche.

Y los petalos que adornan
nuestro andar apasionado,
que perfumen la vida
que tu y yo hemos atesorado.

Cely

Bloguera, escritora y asesora.

Déjame tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: