Luceros del día

En aquel momento, al partir,
valore toda posibilidad, eso creí.
Sabía que estaría más feliz.
Y así fue, y así es.

Pero contigo no conté.
Tu que llegaste tiempo después,
llenaste un vacío que yo cree,
pero creaste uno nuevo en mi.

Yo no lo sabia,
me estaba partiendo en dos ,
y nunca volvería a ser una,

aunque quizá en aquel momento ya no lo era.

Yo no sabía que contigo
mi corazón desearía estar aquí,
y a la vez imploraria abrazarte
mucho más, aunque estuvieras allá.

Y juro que no sabía
no podia sospechar,
el impacto que tendría,
por siempre en mi, tu dulce mirar.

No sabía de la felicidad
que despliegas en tu andar,
ni de la paz que regalas
al abrazar.

Y aunque nuestro tiempo
será siempre corto,
y cada encuentro tendrá siempre
escrito su final.

Yo siempre esperare
por un día más,
para escuchar TIA
de tu pequeño hablar.

Y quizás, un día,
logre en la distancia
mi cometido, de ser
de tus tías, la favorita.

A Steve y Jacob… Mis luceros del día.

Cely

Bloguera, escritora y asesora.

Déjame tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: