Mi pequeño gran valiente 

Descansa mi pequeño,

mañana tu llanto te enjuagara,

hoy se fuerte mi cielo,

mañana renacerás.

 
La montaña más

alta es siempre la más admirada

y tu naciste para alcanzarla,

tu naciste para ganar.

 
No llores mi cielo

el dolor se marchara.

No caigas pequeño,

mi amor te acogerá.

 
Lo golpes que te desangraron

fueron los que te trajeron aquí.

Sonríe mi pequeño gran guerrero,

tus esfuerzos te trajeron a mi.

 
El frío y la soledad de la calle

no serán más tu acompañante,

tienes un porvenir más brillante

lejos de los maltratos salvajes.

 
Eres el valor palpitante,

tu, mi pequeño  gran valiente,

eres el coraje triunfante

de quienes viven y mueren en hambre.

Cely

Bloguera, escritora y asesora.

Déjame tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: